NUESTRO CUARTEL

NUESTRA COMPAÑÍA

A fines de la década de los 60, los límites de la comuna de Ñuñoa eran hasta los faldeos cordilleranos, en dónde se encontraba alguna que otra construcción, parcelas y viñedos (gran parte correspondía a la Viña Cousiño Macul), siendo aún una zona semi-rural. Con el pasar de los años fue aumentando de manera importante la cantidad de habitantes de este sector, los que construían sus viviendas en sectores que no se encontraban urbanizados aún, siendo normal las calles de tierra y los lugares de difícil acceso.

Lo anterior dificultaba la llegada de los carros bomba del CUERPO DE BOMBEROS DE ÑUÑOA, la escasez de grifos dificultaba el trabajo siendo el mayor problema para evitar la rápida propagación de los siniestros, los cuales eran cada vez más frecuentes debido al aumento de poblaciones de precaria construcción.

Vecinos del sector alto de la entonces extensa comuna de Ñuñoa, actual Peñalolén, viendo que los constantes siniestros amenazaban de manera casi permanente sus viviendas, consideraron oportuno y necesario la creación de una brigada de emergencia para poder combatir de manera mas rápida la acción destructiva del fuego, el cual era habitual por la gran cantidad de pastizales existentes en el lugar.

Fue precisamente durante el año 1966 que ante las necesidades de la población de este sector, nace la que fuera la BRIGADA N°1 “PEÑALOLEN” en lo mas alto del Peñalolén de la época. A los pocos años también se forman la BRIGADA N°2 “JAIME EYZAGUIRRE” y la BRIGADA N° 3 ” LO ARRIETA” en los años 1969 ambas.

La Brigada Forestal N°1 PEÑALOLEN, fue fundada el 11 de enero de 1966, quedando el año 1973 a cargo de los voluntarios del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa Sr. Vicente Montes y Sr. Leonardo Sandoval.

La Brigada N°2, JAIME EYZAGUIERRE, tiene fecha de fundación el 23 de marzo de 1968, siendo reconocida por el Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa el 24 de septiembre de 1969, quedando esta a cargo del Director Honorario Mario González P. y del Director Honorario Heberto Valencia G.

Por ultimo la Brigada N°3, Villa José Arrieta, fue fundada el 05 de Junio de 1969 y reconocida por el Cuerpo el 24 de septiembre de 1969, a cargo del Director Honorario Sr. Carlos Arrieta F.

Durante estos primeros años las Brigadas recibieron constante apoyo del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, tras lo cual al pasar los años y llegar al 01 de Diciembre de 1974, la Institución decide fusionar las 3 brigadas. Para dar paso entonces a la BRIGADA LOS LAGOS, al mando de una Comisión Organizadora, designada por el Honorable Directorio compuesta por:

Director Honorario del Cuerpo y Voluntario de la Cuarta Compañía
Don Mario González Pizarro (QEPD)
Director Honorario del Cuerpo y Voluntario Honorario de la Tercera Compañía
Don Heberto Valencia Guevara, Miembro Honorario del Cuerpo y Voluntario de la Primera Compañía
Don José Jaimovic Letjman (QEPD) y el Voluntario Honorario Julio Hinojosa A (QEPD), quien no participa por ser elegido Secretario General.
El 30 de Junio de 1977 el Honorable Directorio de la Institución reconoce y da él titulo de OCTAVA COMPAÑÍA EN FORMACIÓN a la BRIGADA LOS LAGOS, y a partir de entonces comienza la readecuación de una casa patronal del Fundo Lo Hermida, ubicada en Américo Vespucio n° 2002, comuna de Ñuñoa, la cual seria posteriormente el Cuartel de la Octava Compañía.

El 25 de Julio de 1978, se retira la Comisión Organizadora de la Octava Compañía, con lo cual se inicia una de las etapas fundamentales para la creación de esta unidad bomberil, el Honorable Directorio dispone que como requisito fundamental para su reconocimiento como Compañía deba cumplir con los siguientes requisitos:

Contar con 40 voluntarios debidamente uniformados, lo cual seria sin costo para la Institución;
La compañía debería contar con una sala de máquinas;
Dictar el propio Reglamento, el cual debería estar en el Honorable Directorio a mas tardar el 1° de agosto de 1979,
y por ultimo una cuenta corriente con solvencia en el Banco Sudamericano.
Todos los requisitos se fueron logrando con el esfuerzo y voluntad de todos los integrantes de la compañía, destacándose la construcción de la Sala de Máquinas del Actual Cuartel Vespucio, la cual se realizo con el esfuerzo propio de los Voluntarios y con el apoyo de las Autoridades del Cuerpo y Personal de la Municipalidad de Ñuñoa.

El 02 de Diciembre del año 1978 la Comandancia entrega oficialmente el Primer Carro Bomba destinado a la Octava Compañía, modelo Mercedes Benz con bomba METZ, año de fabricación 1956, con un estanque de capacidad 2800 litros de agua y un completo material de pitones, escalas y extintores. El día 26 de Septiembre de 1979, el Honorable Directorio del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, reconoce oficialmente a la Octava Compañía en formación, como Octava Compañía del Cuerpo de Bomberos de Ñuñoa, con todas sus obligaciones y derechos, y cuyo lema será “ABNEGACIÓN Y PERSEVERANCIA”.

Los diferentes cargos de Oficiales de Compañía, quedaron integrados por la siguiente oficialidad:

Director : Ulises Leon Rodriguez
Capitan: David Montes Compan
Teniente 1°: Ramon Lopez Valenzuela
Teniente 2°: Miguel Bley Muñoz
Teniente 3°: Guillermo Navarro Henriquez
Ayudante: Dario Gonzalez Labraña
Secretario: Manuel Ortega Suarez
Tesorero: Luis Ramirez Henriquez
Maquinista: Julio Gamonal Acevedo
Posteriormente y por Acuerdo de Compañía, se establece como fecha de Fundación el 01 de Diciembre de 1974.

Durante los siguientes años, la Compañía mantuvo un crecimiento normal y de acuerdo a los requerimientos del cuerpo de Bomberos de Ñuñoa. En el año 1991 se da inicio al proceso del Proyecto del nuevo cuartel para la Octava Compañía, impulsado por la propia Institución, encabezada por su Superintendente Sr. Milton Rozas S. y la Ilustre municipalidad de Peñalolén, haciéndose entrega oficial de este cuartel a la compañía en el mes de septiembre de 1992. La Compañía tras una emotiva ceremonia cierra definitivamente las puertas del antiguo Cuartel Vespucio y toma posesión de su actual cuartel ubicado en Av. Consistorial 2000, en el centro cívico de la comuna.

Con él termino del milenio, el año 1999 la compañía inicio uno de sus más ambiciosos proyectos, lograr un liderazgo en el ámbito nacional en todas las materias relacionadas con la especialidad de rescate Urbano, para lo cual se debía llevar a efecto un largo y costoso proyecto, la construcción de un campo de entrenamiento en la especialidad de rescate urbano, al cual serian integradas otras áreas de especialización bomberil. Fue así que se construyo la primera cancha de entrenamiento en esta especialidad en sudamérica, incorporando la construcción de distintas áreas; simulador de espacios confinados (construcción subterránea), cancha de consumo, torre para trabajo en altura, pozo de rescate vertical y zanja, cancha de levantamiento de objetos pesados, área de trabajo para apuntalamiento y alzaprimas, otras áreas. Este ambisioso proyecto permite que en sesión del Honorable Directorio realizado el miércoles 10 de octubre, se reconozca por primera vez en la Institución a una Compañía con la especialidad de “Rescate Urbano”, la que es asignada a la Octava Compañía “Bomba Peñololen”.